Translate

miércoles, 22 de octubre de 2014

Debemos aprender a creer en la bendición de Dios, a confiar en ella

Hablando de la bendición y porque es necesario hacerla fluir 

en tu vida de la forma que mas necesitas.

Cito a Watchman Nee hablando de la bendición:
Nuestros deseo es que todo marche bien en la obra.No queremos cometer errores ni hablar ni actuar negligentemente. Sin embargo,no debemos preocuparnos por esto,porque cuando tenemos la bendición del Señor, no podemos hacer nada incorrecto,aunque estemos equivocados. A veces parece que hemos cometido un error muy serio,pero si la bendición de Dios está presente no será un error. Una vez le dije al hermano Witness,que si el Señor nos bendecía,las cosas que hiciéramos bien,estarían bien,y las cosas que hiciéramos mal también estarían bien.Nada puede dañar la bendición.

Dios bendice todo momento y cuando desata una nunca la ata, la deja abierta,como el aceite que seso de salir hasta que la mujer y su hijo no tuvieron mas vasijas....


miércoles, 15 de octubre de 2014

La Importancia de la Unidad:


Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste. Y yo, la gloria que me diste les he dado; para que sean una cosa, como también nosotros somos una cosa.Yo en ellos, y tú en mí, para que sean consumadamente una cosa; que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado, como también á mí me has amado.
Jn.17:21–231) Por un lado, la bíblia demanda la unidad de entre nosotros los creyentes. Cristo oró en Juan 17:20,21: «Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.» Además, como ya mencionado, el apóstol Pablo les exhortó a los cristianos en 1 Corintios 1:10: «Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.» Sin lugar a dudas, la bíblia enseña la importancia de la unidad entre los cristianos.

martes, 30 de noviembre de 2010

With God safe victory (Con Dios victoria segura)

-->

Con Dios victoria segura

Salmo 60

 

“Con ayuda de Dios haremos grandes cosas Sal 60.12. Es éste, creo, el versículo clave del salmo 60. Se trata de una doctrina tratada con claridad en la Sagrada Escritura. Por falta de la presencia de Dios en la obra que realizaban, fracasaron los constructores de Babel Génesis 11.1-9- Tal parece que el Salmo que ahora tratamos de comentar fue escrito en horas de crisis, en  días de un eclipse entre Dios y el pueblo de Israel. He aquí las palabras que señalan tan funesta realidad: “En tu enojo, oh Dios, nos has abandonado salmo 60.1

¿De qué se trata? Parece que de una posible derrota de los ejércitos comandadas por David. No tenemos, que yo sepa, detalles de la posible derrota. No obstante, el salmista describe esos momentos de angustia en palabras conmovedoras. Dice: “Hiciste que la tierra temblara y se abriera; cierra ahora sus grietas, pues se desmorona. Has hecho pasar a tu pueblo duras pruebas, nos has dado un vino que enloquece. Da ahora una señal a los que te honran, para que escapen de las flechas. Respóndenos, sálvanos en tu poder. Libera a los que amas Sal 60.2-5.

·        Tal la oración que David elevó en la hora del combate, de la casi derrota. Las palabras, “da una señal a los que te honran, para que escapen de las flechas” indica que  las huestes de David estaban listas para emprender la huída. Pero la Oración cambio el panorama. Dios intervino y la victoria fue para el pueblo: “Libera Señor, a los que amas”

La respuesta no tardo en llegar. Así lo narra el poeta. Oigámoslo: Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré;  Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot. Mío es Galaad,  y mío es Manasés;  Y Efraín es la fortaleza de mi cabeza; Judá es mi legislador. Moab,  vasija para lavarme; Sobre Edom echaré mi calzado;  Me regocijaré sobre Filistea. Sal 60:6-8. En manos de David cayeron diversos lugares, pero aún quedaba una ciudad fortificada a donde era difícil llegar. Y David pregunta “¿Quién me llevará a la ciudad amura-llada? ¿Quién me guiará hasta Edom?” Acto seguido el salmista Orar y pide: “Ayúdanos, Señor, contra el enemigo Sal 10.11. Dios escuchó a su siervo, intervino, y la ciudad amurallada cayó en manos de David.

·        Se trata de algo en nada parecido a lo que ocurría antes de la oración

En síntesis, la lucha sin Dios conduce a la derrota, la lucha en que Dios toma parte, victoria segura, con la bendición de un hombre cuyas características en momentos de crisis es la oración.

1.      Ejercito, Iglesia, Congregación en Crisis:”En tu enojo, oh Dios, nos has abandonado v.60.1, parece que el salmista culpa a Dios de su derrota, pero en verdad es el pueblo el que se aleja de Dios, característica primordial la comunión con Dios a través de la oración.

2.      Sin Dios la derrota es segura: “Tu, oh Dios, nos has abandonado, no sales ya con nuestras tropas v.10 característica primordial al empezar cualquier obra dedicársela a Dios en oración.

3.      La inutilidad de los esfuerzos humanos “De nada vale la ayuda del hombre v. 11 La característica de David es la confianza a Dios

4.      El valor de la oración “Respóndenos sálvanos con tu poder v.5 Y el poeta anota la respuesta en las palabras que siguen: “Dios a dicho en su santuario” v.6.

5.      La intervención divina se deja esperar cuando usamos el poder de la oración. “Sobre Edom arrojaré mi sandalia” v.8  la santidad de Dios nos hace tener desprecio a lo pecaminoso.

6.       La victoria final: vienen relación con nuestra oración y la voluntad de Dios “El aplastara a nuestros enemigos v. 12.

7.      La oración de David no solo le asegura la victoria sino una declaración inmortal: “Con la  ayuda de Dios haremos grandes cosas Salmo 60.v.12

La oración: veo que éste es el más sabio de todos los caminos o características a seguir. Veamos la opinión  del salmista en otros Salmos: “Dios mío, escucha mi oración” Sal 55.1; “Yo clamaré a Dios; el Señor me salvará. Me quejaré y lloraré mañana, tarde y noche, y él escuchara mi voz” Sal 55.16-18. En síntesis esta es la característica que debemos seguir no tan solo en horas de conflicto sino en nuestro diario vivir la oración a mi Dios que siempre me escucha cuando ando en su Camino.








jueves, 28 de enero de 2010

La vestidura de la aflicción: (Basado en Juan 1:19 al 49)

-->
Para la Gloria y Honra de Jesucristo
Cuando uno esta vestido de pecado su distintivo es una característica su aflicción, pero Jesús Cristo, nos invita a vestirnos de lino fino[1]  a través de tomar una decisión, vestirnos como El Señor Jesucristo[2] vestirnos del nuevo hombre  creado según Dios[3],  porque el pecar es una decisión personal, como lo es vivir en santidad. Es así que el consejo y la invitación es que no te vistas de aflicción es decir de pecado sino que te vistas de Cristo  es el todo,  y en todos.
Él es nuestro Cordero de Dios que quita la aflicción porque él te a escogido[4] a ti para que te vistas de él.


  CILICIO
 Un tejido burdo hecho generalmente de pelo de cabra o camello Apocalipsis 6:12. Se llevaba en señal de duelo, de aflicción 2Sa 3:31; 2Reyes19:1, 2, y usado con frecuencia, si no habitualmente, por los profetas Isa 20:2; Apocalipsis 11:3 y por los cautivos 1Reyes 20:31;  Isa 3:24

Arrepentimiento: La palabra griega para “arrepentimiento” es “metanoeó”, que significa “cambiar de pensamiento”.  Por lo tanto, el arrepentimiento es el acto de cambiar nuestra mente.  El arrepentimiento consiste en cambiar nuestro enfoque de las cosas terrenales a las cosas del cielo abandonando el pecado y volviéndonos a Dios.

“Seremos perfectos solo a su lado”

 ¿Cuán Importante es Arrepentirse?

Pedro enseñó que el arrepentimiento es el remedio para la muerte: 
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento 2 Pedro 3:9

No solamente fue el arrepentimiento el mensaje de Juan el Bautista (Mat. 3:1,2), sino que Jesús continuó el mensaje de Juan después que éste fue aprisionado. 

 No hay mayor sanidad en el mensaje de uno que cuando está respaldado por el mensaje del propio Señor: 

Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea...  Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado  (Mat. 4:12,17). 


Juan el Bautista es el testimonio en Palabra y Hechos de la necesidad del arrepentimiento que nos prepara para recibir el perdón del pecado del Salvadora través de creer en Él

Juan 1:19. Este es el testimonio de Juan,  cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú,  quién eres?

Esta aclaración que querían hacer las autoridades religiosas y las llamo religiosas porque ya no cumplían su función, estaban llenas de confusiones y pecados, efectivamente  como dice el Apóstol Pablo la letra mata mas El Espíritu Vivifica 2Co3:6 y Rom 10:4  porque el fin de la ley es Cristo,  para justicia a todo aquel que cree.   Y estos Sacerdotes y levitas estaban contaminados de pecado sin una redención  autentica que solo en Cristo Jesús podemos tener, frente a Dios padre,  efectivamente la ley permitía que ellos  cuidaran el cumplimiento de la ley pero siendo ellos quien la corrompía, además con una soberbia que cegaba su corazón ante la necesidad de la misericordia y gracia de nuestro Dios.  
Esto no es exclusivo  pues  Jesucristo mismo se lamente de su ceguera: Lucas 13:34  ¡Jerusalén,  Jerusalén,  que matas a los profetas,  y apedreas a los que te son enviados!  ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos,  como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas,  y no quisiste!

Pero veamos el error tan grande  que cometemos muy frecuente al querer cuestionar la gracia y misericordia de Dios y los fariseos cuestionaron a Juan el Bautista al preguntarle ¿Tú quién eres? En lugar de ser bautizados y arrepentirnos. Veamos que dice  ley al respecto: Deu 18:22  si el profeta hablare en nombre de Jehová,  y no se cumpliere lo que dijo,  ni aconteciere,  es palabra que Jehová no ha hablado;  con presunción la habló el tal profeta;  no tengas temor de él.

Pero era mas que obvio que las profecías respecto a el Salvador por medio de la palabra de Juan el Bautista: Isa 40:1-3   Consolaos,  consolaos,  pueblo mío,  dice vuestro Dios.  (2)  Hablad al corazón de Jerusalén;  decidle a voces que su tiempo es ya cumplido,  que su pecado es perdonado;  que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados.  (3)  Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová;  enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.

Esta profecía estaba más que cumpliéndose a unos cuantos momentos  1:36  Y mirando a Jesús que andaba por allí,

Juan 1:20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.
Juan 1:21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No

1. Quien sabe su propósito y su función jamás titubea:
“Confesó y no negó, sino confesó.”

2. ¿Qué quiere decir Juan con sus respuestas negativas?
¡No soy- No soy – No ¡

Respuesta: Jn 1:8, No se trata de mi, no soy la luz, no soy nada especial.
Vemos el gran ejemplo de Juan, al verse cuestionado por los religiosos en ese momento, su respuesta fue muy clara y contundente...el no era el ungido., si no lo contrario vemos su postura de no protagonizar..., le dio toda la honra y la gloria a Jesús,

Juan 1:22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
Juan 1:23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.
Juan 1:24 Y los que habían sido enviados eran de los fariseos.
Juan 1:25 Y le preguntaron, y le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?

Versículo  22-25 “Qué dices tú de ti mismo”
La respuesta de Juan el Bautista es muy sencilla, lo cual nos demuestra una vez más su postura de sencillez y humildad.
El solo contesto diciendo:
1:23  Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor,  como dijo el profeta Isaías.

- Voz del griego foné; palabra, ruido, sonido, tono, toque, dar voces, estruendo, grito, idioma. (Resonancia de Dios) el solo era un instrumento más.

- Uno (cualquiera) nadie especial, ósea pone a un lado su persona, esto me recuerda aquel pasaje que dice: Juan 3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

- Clama (grita) ósea alguien cumpliendo con el propósito por el cual fue escogido y llamado.
- Desierto (mundo) el sistema de valores de este siglo, que ofrece oasis pero todas las cosas son espejismos.
- Enderezad (Arrepiéntanse y crean)
- Señor  del griego  kúrios; (supremacía); amo supremo en autoridad, (Jesucristo) !siempre reconoció quien era el  dueño de su vida¡

Como podemos observar en los versículos 24-25, no era cualquier persona la que lo interrogaba sino los intérpretes de la ley y el tono era bastante amenazador:

“¿porqué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?”
“Yo bautizo con agua”
Hechos 19:3-4 Entonces dijo: ¿En qué,  pues,  fuisteis bautizados?  Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento,  diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él,  esto es,  en Jesús el Cristo.

a) Arrepentimiento al pueblo de Israel que preparara el camino (versículo 31)
b) Para que identificaran que el Mesías que habían estado esperando era Jesús el Cristo.

“En medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.” Tan cerca y tan lejos
Ro 8:10-14 Pero si Cristo está en vosotros,  el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado,  mas el espíritu vive a causa de la justicia. Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros,  el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. Así que,  hermanos,  deudores somos,  no a la carne,  para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne,  moriréis;  mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne,  viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

Juan 1:26 Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; más en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.
Juan 1:27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado.
Juan 1:28 Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

“Después de mi”
Cronológicamente y ministerialmente (Lc 1:34-36) (Mt 3:13)

Desatar las sandalias del señor o dueño era una tarea de los siervos o esclavos. Los discípulos hacían favores y servicios a sus maestros (Gálatas 6:6), pero el desatar las sandalias era considerado un trabajo humillante. Juan expresa que él no es digno de hacer aun tal trabajo, porque el que viene después de él, viene en majestad y gloria.

Juan el Bautista manifestó que no era digno ni de ser esclavo de Cristo. Sin embargo, en Lucas 7:28 Jesús dijo que Juan fue el más grande de los profetas. Si una persona como Juan se siente indigno de ser esclavo de Cristo, ¡cuánto más nosotros debiéramos deponer nuestro orgullo para servir a Cristo! Cuando entendemos de veras quién es Cristo, nuestro orgullo y prestigio desaparecen.
“Antes de mi”
En armonía con Juan el apóstol acerca de la preexistencia de Jesucristo.
Pero sobre todo en un sentido de superioridad “superior a mí”.

“el cordero que quita el pecado del mundo”.
Cuando Jesús vino, fue Dios el que presento su propia provisión, un cordero, para la gente.
 Este aspecto de sustitución es visto como el cordero que Abraham captura en el zarzal y sacrificó. Génesis 22 1-13: Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo. Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos. Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y Volveremos a vosotros.
שָׁחָה Adorar:
 shakjá; (en homenaje a realeza o a Dios):-adorar, arrodillarse, bajar, culto, dar culto, encorvar, humillar. -se, inclinar, -se, postrar, rendir, reverencia.

“Sin sacrificio no hay adoración y sin derramamiento de sangre no hay remisión de pecados
Dios en Jesús proporciona su propio cordero para el sacrificio.”

Jesús es el cordero de Dios. Juan específicamente relaciona a Cristo con Dios en el acto de cargar los pecados echar fuera de nosotros la aflicción.

Dios es el proveedor de este cordero especial. El es al mismo tiempo la víctima sacrificada presentada a Dios y la víctima dada por Dios mismo.

El quita el pecado del mundo al cargarlo el mismo.
·         Cargando la cruz carga nuestros pecados.
·         Pagando con su sangre mis pecados.
·         Resucitar al 3 ser día para esperanza eterna

El lenguaje de Juan es muy expresivo, “El se lleva y quita todos nuestros pecados.” El carga por sí mismo todas nuestras iniquidades. El arresto, juicio y crucifixión de Jesús son asociados con el sacrificio acostumbrado del cordero pascual.

Jesús mismo lo anuncia: Mateo 26:28  porque esto es mi sangre del nuevo pacto,  que por muchos es derramada para remisión de los pecados.

El sacrificio del cordero de Dios es el centro teológico de las buenas nuevas en Jesucristo.
Aun más, el sacrificio de Jesús es mundial. Su sacrificio abarca toda la humanidad en su alcance o espacio.
 Su muerte fue para quitar el pecado del mundo. Ese sacrificio sirve a todos los que ponemos nuestra fe en él.

Su resurrección. Hasta ahora, Jesucristo es el único en haber recibido un cuerpo resucitado glorioso e incorruptible. Por esta razón es llamado "el Primogénito de los muertos" (1 Cor. 15:20-23. Recibiremos nuestros cuerpos en el Rapto cuando Cristo retorne personalmente a buscarnos.

Un testigo ocular es decir presencio la resurrección de Jesucristo: 1Pe 1:3-4  Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva,  por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible,  incontaminada e inmarcesible,  reservada en los cielos para vosotros,

En el libro de Apocalipsis el cordero de Dios es triunfante, victorioso, soberano cordero que está sentado en el trono (Apocalipsis 5:1-14):
Aplicación
¿Qué nos enseña la vida de Juan Bautista?

Nos enseña a cumplir con nuestra misión que adquirimos el día de nuestro bautismo: ser testigos de Cristo viviendo en la verdad de su palabra; transmitir esta verdad a quien no la tiene, por medio de nuestra palabra y ejemplo de vida; a ser piedras vivas de la Iglesia,

Nos enseña a reconocer a Jesús como lo más importante y como la verdad que debemos seguir. Nosotros lo podemos recibir en la cena del Señor.

Nos hace ver la importancia del arrepentimiento de los pecados y cómo debemos acudir con frecuencia al sacramento de la confesión.

Podemos atender la llamada de Juan Bautista reconociendo nuestros pecados, cambiando de manera de vivir y recibiendo a Jesús en  el sacrificio del Cuerpo y de la Sangre de Jesucristo, instituido por él mismo para perpetuar en los tiempos venideros, hasta su segunda venida, el sacrificio de la Cruz".

El examen de conciencia diario ayuda a la conversión, ya que con éste estamos revisando nuestro comportamiento ante Dios y ante los demás.

Dignos y Fieles
La figura del Bautista, como nos es dibujada en los Evangelios, es una intrínsecamente grande y noble. Pero ha sido eclipsada necesariamente por la más ilustre figura del Mismo Hijo de Dios.
Como uno de los antiguos escritores dice: “Cuando aparece la radiante luz del sol, no solamente la de las estrellas, sino también la de la luna, deben palidecer como la cera.” Para nuestro ordinario juicio humano es casi imposible no encontrar algo patético en este eclipse de gran carácter. Sin embargo, no seremos capaces de apreciar la grandeza real de Juan hasta que nos demos cuenta de que su virtual desaparición tenía la naturaleza de una auto-desaparición, hecha por su parte de buena gana y con gozo, para poder servir con ella a su Señor. Si no hubiese nada más, entonces esto mostrará que Juan, aunque permaneciendo oficialmente fuera del reino, había entendido y asimilado el gran principio sobre el cual el reino es edificado, el de la auto-negación y el servicio.”

“Es necesario que Él crezca, pero que yo mengüe” (Juan 3:30). Es una satisfacción saber que Jesús mismo apreció y honró a Su precursor y expresó este sentimiento en más de una ocasión. Lo llama la lámpara que ardía y alumbraba, que se consume para dar luz a otros.
 
¿QUE SUCEDE CON LOS QUE VIENEN A CRISTO?
 QUIEN VIENE DE CORAZON A CRISTO NO VUELVE ATRÁS, Jn 1:35-39, 35El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos. 36Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios. 37Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús. 38Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras? 39Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima”.
1. Estos nuevos discípulos llamaron de varias formas a Jesús:
Cordero de Dios (1.36), Señor, Rabí (1.38), Mesías (1.41, 45),
Hijo de Dios (1.49), Rey de Israel (1.49). A medida que lo conocieron su aprecio por Jesús creció.
2. Cuanto más tiempo pasemos con Cristo conociéndolo, más comprenderemos lo que Él es, y jamás desearemos separarnos de él.
3. Aquí vemos que la tarea de Juan el Bautista era guiar a la gente hacia Cristo el Mesías que esperaban. Hoy muchas personas andan en busca de alguien que les dé seguridad en un mundo inseguro. Nuestra tarea es guiarlos a
Cristo y mostrarles que Él es a quien buscan.
 QUIEN VIENE DE CORAZON A CRISTO DESEA TRAER A OTROS,
Jn 1:40-42a, “40Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. 41Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). 42Y le trajo a Jesús…”
1. Andrés aceptó el testimonio de Juan el Bautista sobre Jesús y de inmediato fue a decirlo a su hermano Simón.
2. Al venir a Cristo Andrés se convirtió en un ganador de almas que empezó por su casa.
3. Procuremos seguir este gran ejemplo que nos dejo este discípulo de Cristo.
CUANDO VENIMOS DE CORAZON A CRISTO QUEDA ATRÁS
NUESTRA VIEJA VIDA,
Jn 1:42b, “…Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres
Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir Pedro)”
1. Jesús no solo vio quién era Pedro sino quién llegaría a ser por eso le asignó un nuevo nombre: Cefas en Arameo es Pedro en Griego y significa “una roca”. Pedro llegó a ser una verdadera roca en los días de la iglesia primitiva.
2. Jesús dio a Pedro un nuevo nombre para que dejara atrás su pasado y se enfocara en su nueva vida y su nuevo ministerio.
3.  ¿Qué tanto Cristo ha transformado tu vida después que te convertiste? ¿Se esta cumpliendo en tu vida la enseñanza de 2 Cor. 5:17? “17De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”
 CUANDO VENIMOS DE CORAZON A CRISTO DESPEJAMOS LAS
DUDAS SOBRE CRISTO.
  1. Cuando Natanael oyó que el Mesías procedía de Nazaret tuvo ciertas dudas en creerlo,
 Jn 1:45-46a, “45Felipe halló a
Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió
Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de
José, de Nazaret “46Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno?...”
2. Felipe insistió y Natanael acepto venir a Jesús y comprobó que Jesús lo conocía íntimamente, Jn. 1:46b-48, “… Le dijo
Felipe: Ven y ve. 47Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. 48Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.”
3. Después que Natanael vino a Jesús pudo verificar que Jesús era el hijo de Dios, Jn. 1:49, “49Respondió Natanael y le dijo:
Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel”
a. Si Natanael hubiera actuado en base a sus prejuicios hubiera perdido la oportunidad de conocer al Mesías.
b.  No permitas ser influenciado por lo que diga la gente. No permitas que la presión de grupo le robe la oportunidad de venir a Cristo. Tú dará cuenta de tu alma a Dios y no a la gente.
CONCLUSION
Amigo el Apóstol Juan en su evangelio quiere conducirnos a incrementar nuestra fe en Jesucristo para que le sirvamos cada día con más compromiso y consagración.
Amigo, el apóstol Juan en su evangelio nos ha demostrado que Cristo es Dios, el creador, la vida espiritual, quien nos ingresa en la familia de Dios y quien murió en la cruz para pagar la culpa de nuestros pecados. Si tú has creído estas verdades sobre Jesucristo, pídele a Dios que te cubra tus pecados con la obra de la cruz y que te vida eterna en el nombre de Jesús.
El esta presente y no esta callado




[1] Rev 19:8  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino,  limpio y resplandeciente;  porque el lino fino es las acciones justas de los santos
[2] Rom 13:14  sino vestíos del Señor Jesucristo,  y no proveáis para los deseos de la carne.
[3] Eph 4:24  y vestíos del nuevo hombre,  creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
[4] Col 3:12  Vestíos,  pues,  como escogidos de Dios,  santos y amados,  de entrañable misericordia,  de benignidad,  de humildad,  de mansedumbre,  de paciencia;

Salvación

Salvación